Catálogo de eBooks

RAY BRADBURY y la ciencia ficción

Cuando se habla de ciencia ficción y fantasía se tiende a pensar en viajes espaciales, monstruos, robots, tratados científicos, batallas con tecnología imposible. Pero si nombramos a Ray Bradbury todo eso pasa a un segundo plano y pensamos en Marte, en distópias, libros cargados de ética, realismo épico y condición humana. Su estilo poético y cuidado le diferencian de un gran contemporáneo suyo como Isaac Asimov.

Las novelas de Bradbury están dentro de la ciencia ficción blanda o soft; es decir, obras de ciencia ficción que se admiten licencias en cuanto al rigor científico, como pueden ser las obras de Julio Verne. Un claro ejemplo de ello es una de sus mayores obras: Crónicas Marcianas. Una serie de relatos que nos narran los intentos de los terrestres por colonizar el planeta Marte con las angustias y ansiedades que existían en la sociedad norteamericana de la década de los cincuenta; como el peligro de una guerra nuclear o el racismo.

Fue un escritor muy prolífico y escribió muchas novelas y compendios de relatos donde volcaba sus preocupaciones e ideas que iban mucho más allá de la ciencia ficción.

La reedición de sus obras por parte de Minotauro con motivo del centenario de su nacimiento nos permite volver a disfrutar de este autor o descubrirlo si es la primera vez que nos asomamos a su obra.

Crónicas marcianas

Crónicas marcianas es una colección de relatos que reúne la crónica de la colonización de Marte por parte de la Humanidad, que abandona la Tierra en sucesivas oleadas de cohetes plateados y sueña con reproducir en el planeta rojo una civilización de perritos calientes, cómodos sofás y limonada en el porche al atardecer. Pero los colonos también llevan consigo las enfermedades que diezmarán a los marcianos y mostrarán muy poco respeto por una cultura planetaria, misteriosa y fascinante, que éstos intentarán proteger ante la rapacidad de los terrícolas.

La feria de las tinieblas

La feria de las tinieblas nos presenta a dos adolescentes que descubren, una noche de octubre, que en unos pocos minutos, unas pocas vueltas en el carrusel de una feria ominosa, pueden apresurar el tiempo y transformarse en adultos, o en viejos centenarios, o ir hacia atrás y volver a los balbuceos de la primera infancia.

El árbol de las brujas

Como cada año en la noche de Halloween, un grupo de niños se disfraza y sale a la calle para pedir premio o prenda. Cuando van a buscar al último chico de la pandilla, Pipkin, lo encuentran alicaído, y éste les pide que le esperen en la casa Fantasmal de la Cañada. Allí les aguarda un peculiar personaje que les descubrirá los orígenes de la fiesta de Halloween.

El país de octubre

El país de octubre, el país donde siempre está haciéndose tarde. El país donde las colinas son niebla y los ríos neblina; donde el mediodía pasa rápidamente, donde se demoran la oscuridad y el crepúsculo, y la medianoche no se mueve. El país que es principalmente sótanos, subsótanos, carboneras, armarios, altillos, y despensas alejadas del sol. El país que habita gentes de otoño, que sólo tienen pensamientos otoñales. Gente que pasa por las aceras desiertas con un sonido de lluvia…

Las doradas manzanas del sol 

Veintidós relatos, todos encantadores. Desde historias de pequeñas ciudades, naves espaciales, e incluso serpientes marinas, Bradbury conjura poderosas imágenes para asombrarnos, algunos con giros asombrosos, otros no, pero todos y cada uno poseen cierto encanto. Desde el primer relato el lector es transportado al universo ilimitado de Bradbury; no en una realidad mundana, sino en fantásticos viajes a través del tiempo y del espacio. Esta particular colección fue originalmente realizada en 1953, y sigue manteniendo su actualidad; y es aquí donde reside lo maravilloso de Las doradas manzanas del sol, que trata sobre la gente y los sentimientos.

***

Lee todos estos libros y muchos más en Nubico, la app de lectura más cómoda y con el mejor catálogo. Prueba 15 días gratis aquí.