Fixed layout

Este formato nació para dar cobertura a publicaciones que necesitaban adaptarse al diseño original impreso. A diferencia de los ePubs, en los que el texto fluye en función del dispositivo y de las necesidades de su usuario, el fixed layout permanece fijo, manteniendo la estructura del libro original.

Las obras editoriales que más suelen emplear este formato son, entre otras, cuentos ilustrados, guías de viaje y libros de cocina.